Compartir

Lo que debió ser una noche de celebración para Felice Herrig, luego de una destacada actuación al derrotar en Justine Kish, en Fight Night 112, se convirtió en un sarta de dudas y lamentos para una peleadora que ha visto una notable evolución en los últimos dos años.

Herrig de 32 años, quien fuera parte de TUF 20, dice no estar segura de ser un producto que UFC quiera promover. Tras casi nueve años de haber debutado, y un paso de 4-1 en UFC, dice no sentirse joven y guapa como para que la promotora la tome en cuenta para cosas importantes.

“Honestamente, si quieren la verdad, siento que no soy joven y bella, como para que UFC me promueva. Es triste porqué realmente he trabajado fuerte para esto. Es difícil ver como otras personas que no han pasado por lo que yo he pasado, solo llegan a UFC en el momento correcto, están teniendo todas esas oportunidades.”

“He visto lo fuerte que trabajo para lograr mis metas, y simplemente no importan porqué no me siento lo suficientemente guapa, y no me estoy haciendo joven.”

Herrig, tiene racha de tres peleas ganadas. Sus ultimas dos entradas a la jaula, han sido para arrebatar el invicto de la mexicana Alexa Grasso y Justine Kish.

“Pienso que mis desempeño hablará por mi. Creo que los fans, la gente y prensa reconocen que acabo de derrotar a dos invictas, dos muy buenas peleadoras. Alexa Grasso, no es nada fácil. Los verdaderos fans, saben esto muy bien. No necesito un trofeo que me diga que soy buena o de que estoy hecha, yo lo sé.”

Finalmente agregó que sus comentarios no estaban dirigidos específicamente a los directivos de UFC, sino, se trata de lado del negocio.

“No trato de apuntar a nadie, ni a UFC ni a Dana White. Sé que esto es un negocio…solo soy una peleadora que se siente de esa manera. Trabajas muy fuerte para mostrarte allá afuera, y no sé – Siento que he pagado derecho de piso, y nadie puede negar eso.”

“Soy una peleadora de UFC, y he trabajado para llegar a la cima, y me gustaría ser mejor apreciada.”

 

Compartir