Compartir

Tras la victoria sobre Conor McGregor y el zafarrancho armado de Khabib Nurmagomedov post combate en UFC 229, el ruso apareció en conferencia de prensa para limitarse a contestar solo una pregunta a los medios de comunicación.

Solo pidió disculpas a la Comisión Atlética de Nevada y a la ciudad de Las Vegas. Puntualizó que los insultos con referencia a temas politicos, de familia o religion deberían estar prohibidos. Al su vez, dijo que el peor castigo que va a recibir por los actos realizados es el de su padre Abdulmanap Nurmagomedov.

Abdulmanap, tiene esto presente por lo que dejó saber ante medios de comunicación que efectivamente, no tendrá piedad ante lo que hizo su hijo, ya que ante todo debe estar el respeto y disciplina.

“Impondré un castigo mas fuerte que el que le dará UFC. Se lo advertí. Para mi la disciplina es lo primero. Haz lo que quieras en la jaula, pero afuera, hay civiles, niños, mujeres y extraños.

Tras el escándalo y la trifulca, la NSAC decidió poner en la congeladora el salario de Khabib (2 millones de dólares), hasta que se tome una resolución sobre este tema, por lo que el peleador se quedará en Las Vegas, hasta que las investigaciones terminen.

“Los problemas financieros aun no han sido resueltos. Khabib no sabe lo que está pasando. Iba a volar para Europa el día 9 de octubre. Ahora no se cuando regresa.”

Abdulmanap, es ademas de padre de Khabib el entrenador en jefe de Eagles MMA en Moscow, ademas de entrenar jóvenes para mantenerlos fuera de las calles.

Compartir