Compartir
SACRAMENTO, CA - DECEMBER 14: Demetrious Johnson reacts to his victory over Joseph Benavidez in their flyweight championship bout during the UFC on FOX event at Sleep Train Arena on December 14, 2013 in Sacramento, California. (Photo by Josh Hedges/Zuffa LLC/Zuffa LLC via Getty Images)

Demetrious Johnson es desde hace algunos años el mejor peleador libra por libra de las artes marciales mixtas.

Han pasado un poco las aguas turbias y la marea alta en torno al espectáculo y show que representó Mayweather vs. McGregor; entre tanto, a la sombra del caos, el mejor peleador y a su vez representante alrededor del mundo de las artes marciales mixtas, Demetrious Johnson, se preparaba para enfrentar un desafío de proporciones legendarias.

Sin las luces de los reflectores de por medio, el mejor libra por libra de UFC esta a unos días de marcar un hito en el deporte, con un perfil bajo apegado a la disciplina y su propia historia que es la de un fuera de serie: si consigue una victoria el próximo 9 de septiembre, ante Ray Borg, llegaría a 11 defensas de su título peso mosca, superando a lo hecho por Anderson Silva, quien realizó 10 defensas. Increíble.

A sus 24 años, Borg está confiado en no solo detener al histórico Johnson una vez, sino dos veces.

Si gano, voy a pelear otra vez con DJ. Johnson es uno de los más grandes por una razón. Ha defendido su cinturón diez veces. No hay ninguna razón por la cual, si le gano, pelee contra él de nuevo.

Los peleadores deben llevar sus herramientas y confianza ante uno de los mejores exponentes del deporte, como lo es Johnson, pero en el papel la situación se torna poco más que complicada.

El pequeño peleador ha enfrentado a todo tipo de adversarios:

Desde luchadores del más alto nivel, como Henry Cejudo o Ali Bagautinov, pasando por hábiles golpeadores como John DodsonJoseph Benavidez, hasta peligrosos peleadores como Wilson Reis o Kyoji Horiguchi. La lista no es menor y enumera a atletas del más alto nivel, en una división muy dinámica y explosiva.

Cualquier otro peleador, en el lugar de Demetrious, estaría echando la casa por la ventana y sus declaraciones quizás serían de un mucho ego. Pero el campeón peso mosca de UFC se mantiene debajo del radar, con una elocuencia particular, la mayor parte del tiempo.

Actualmente está empatado con Anderson Silva en el número de defensas consecutivas de un cinturón. La tarea que ha realizado dentro del octágono es soberbia y magistral, haciendo ver a grandes representantes del deporte como simples y sencillos peleadores del montón.

Una y otra vez ha dejado en ridículo, hay que decir las cosas por su nombre, a peleadores que lucían un poco más completos. Esa es la realidad; cuando un atleta se enfrenta ante DJ, sus grandes cualidades y destrezas, quedan totalmente rebasadas.

¿Qué esperar de Johnson? o ¿Qué esperar de Borg? El tema del campeón reinante de las 125 libras pasa más por un tema de hasta dónde él esta decidido a llevar sus notables habilidades, o sostenerlas de algún modo.

Tal parece que la discusión y análisis no es el contrincante al que se enfrente Johnson (podríamos pasar un buen tiempo analizando las habilidades de su adversario) sino que él mismo es su propio contrincante, su mayor desafío.