Compartir

La calentura previo a un combate se da de manera natural, y es que una pelea entre dos personas es la máxima competencia que existe. Un mano a mano, uno contra uno, no hay más, es la virilidad a su potencia más alta, es la exposición absoluta del coraje, fuerza y adrenalina de un hombre. Al final todo se descarga dentro de la jaula, y después de ganar o perder, debe de acabar ahí.

Pero hay ocasiones que esto sale de contexto, como le sucedió a Fabricio Werdum, quien se fue en el viaje y cayó en la trampa de la esquina de Travis Browne. De quienes dice recibió insultos y groserías, que lo hicieron salirse de sus casillas, al punto de encarar a uno de ellos e incluso soltarle una patada, e iniciar una cámara húngara, que afortunadamente no pasó a mayores.

Ha habido otros peladores que han caído en provocaciones, e iniciado trifulcas o escándalos como Jon Jones y Daniel Cormier o Conor McGregor con Nate Diaz y Jose Aldo, pero no se recuerda una situación parecida a la del brasileño en los más de 23 años de la organización.

Y ahora la pregunta es: ¿Qué hacemos con Werdum? ¿Con qué vara medir a un hombre que se había manejado como “bonachón”, siempre amable y respetuoso?

En Debate Interno, el equipo de El Rocktagono, tiene opiniones encontradas, claro siempre de controversia.

Felipe DeMaría (Vampiro)
Werdum debe recibir una sanción fuerte para que sirva de ejemplo. Por lo mínimo así debe ser. Un castigo ejemplar más allá de una sanción económica, peleas de castigo o suspensión temporal. “El horno no está para bollos”. Han venido sucediendo cosas que manchan al deporte: La alianza de peladores por mejores salarios y mejores prestaciones, los tercos boxeadores que se empeñan en desprestigiar el deporte a toda costa, a la gente que dice que es un deporte de vagos… estas acciones no ayudan. Si UFC, y el deporte en general quiere mantener la élite y no frenar su crecimiento, Werdum debe pagar por su arrogancia, falta de serenidad y paciencia, pero sobre todo la inmadurez para manejar la situación de mejor manera.

Pablo Hernández
A mí me parece bien que no será castigado. No se lo merece, como justifica en su explicación al finalizar el asunto, él se sintió agredido por la postura que tomo el coach Edmond. Tanto así, que dijo que sentía que venía directo a darle un golpe a la cara. Él lo único que hizo fue crear distancia entre los dos.  Si aún no se han tomado medidas ante lo sucedido entre Conor y Nate cuando empezaron aventar botellas y que por cierto, una de esas realmente lastimó a un menor de edad, no le veo gran caso aquí. Al que deberían de castigar es al referee por no haber parado la pelea cuando Browne sufrió el dedo roto y también al mismo Browne por estar picando los ojos repetidamente en la mayoría de sus peleas al igual como lo llegaron aplicar con Jon Jones.

Arturo Garciapiña
Castigar solo a Fabricio y no al coach de Travis Browne cuando este ultimo  comenzó la agresión sería injusto. Definitivamente no van a castigar a Fabricio representa para UFC ventas, además que es analista en UFC Network LATAM, por tal motivo sería como castigar a alguien de casa. Se han dado varios casos de agresiones antes de una pelea que a mi parecer es mucho peor, sin embargo el caso de Paul Daley quien golpeara a Koscheck después de su derrota lo vetaron de UFC de por vida, pero la pregunta es ¿Qué representa para UFC personajes como Fabricio, Jones, McGregor o la misma Ronda Rousey? la respuesta la sabemos todos, por tal motivo UFC seguirá permitiendo este tipo de situaciones mientras no llegue a tener consecuencias severas.

Sergio Vinales
Me asombra la facilidad con que se le resta importancia a lo hecho por Werdum, de entrada los gestos y la mentada de madre hacia la gente antes de la trifulca estaban de más, debe aprender a aceptar abucheos con madurez. Lo inaceptable es lo que vino después, si se ha llenado la boca criticando a quienes hacen espectáculo y le faltan al respeto al deporte, no imagino qué podrá decir de sí mismo. Que lo hayan insultado (aunque en la conferencia ni siquiera sabía decir qué insultos fueron) no justifica agredir y asumir una postura lista para tirar golpes. Sabemos que Edmond Tarverdyan también le hace mucho daño al deporte y es un provocador de lo más bajo. La sanción debe ser ejemplar para ambos, no podemos cegarnos al hecho de que este tipo de actitudes vendan o den de qué hablar, pero hay una línea muy marcada entre lo que se hace fuera del octágono antes de una pelea, a manchar el deporte como lo hizo Fabricio Werdum, un gran peleador que lamentablemente ha perdido piso y en esta ocasión provoca que en vez de hablar de la espectacular patada que conectó al inicio del combate, se hablé más de la inapropiada que lanzó al final del mismo. Creo que una suspensión de seis meses sería lo apropiado, dejar claro que no importa que pudiera pelear por el título este mismo año; si no puede respetar el octágono, el octágono no tiene por qué respetarlo a él.

Daniel Ojeda (Castillo Ojeda)

A diferencia de mi colega, Pablo Hernandez, creo que no es justo castigarlo es NECESARIO, pues este a pesar de ser un deporte de alto contacto, de igual forma es un deporte de deportistas de alto rendimiento, la forma en la que se burlo de Browne al final de la pelea (por un dedo que esta realmente roto), insultar al publico y dar una patada frontal a un coach, para luego ponerse agresivo, Werdum puede decir lo que el quiera, el video dice la verdad y nosotros vemos el video y este nos muestra una conducta antideportiva injustificable, un ejemplo de esto es lo que paso con Josh Kosheck y Paul Daley, cuando este ultimo lanzo un golpe segundos después de haber terminado la pelea y fue vetado de por vida de UFC, Daley dijo que seguía aturdido por los golpes recibidos durante el ultimo round y para terminar pronto, el golpe que lanzo fue insignificante y sin fuerza, mientras que Werdum ataco de forma deliberada a otra persona, sin importar lo que haya dicho la otra persona un atleta de alto rendimiento no puede perder la cabeza con tanta facilidad, ¿Que sigue? ¿Que golpee a un fanático que lo insulte? Es simplemente absurda su justificación de que “vio que lo iban a golpear” cuando es claro que se hacen de palabras, Fabrizio tira una patada y se pone en guardia contra un hombre que si quiera empuño la mano y al cual le saca mas de 15 kilos, no es posible que a algunos peleadores se les deje caer todo el peso de la comisión atlética y la “ética” deportiva de UFC y a otros no solo por ser taquilleros, es una falta de respeto al deporte, debe ser duramente sancionado de forma económica y con suspensión de su licencia por un tiempo.

Como verás, hay opiniones encontradas. Cada uno tiene un punto de vista distinto y es respetable, también como los es tu perspectiva.

Con quien estás de acuerdo y con quien difieres? Manifiéstate en redes sociales!