Compartir

En los días pasados, Óscar De La Hoya criticó fuertemente al presidente del UFC, Dana White, al mencionar que él no piensa que alguien tenga el suficiente derecho para decirle a un peleador cuándo debe retirarse. Para De La Hoya, básicamente esto es un negocio y el propio peleador es quien debe tomar la decisión de retirarse o no. Esto refiriéndose al regreso que tuvo Chuck Liddell en Golden Boy MMA.

Pues como ya lo esperábamos, Dana White, no recibió para nada bien estos comentarios de De La Hoya, así que lanzó fuertes declaraciones:

Quiero mucho a Chuck Liddell. Escuche que Oscar De La Hoya dijo que no tengo el derecho de decirles a mis peleadores cuando retirarse. Se le llama amistad cocainómano imbécil. Chuck se retiró cuando se debió retirar, hace 8 años. Ahora tiene 50 años de edad, que el estado de california permita que pelee es terrible, es repugnante.

El maric** de Oscar les dice: “Oh vengan a Golden Boy, aquí los respetamos”, y 12 de los peleadores de su evento recibieron menos de $3,000 dls, otros solo $1,000 dls. ¿Qué diablos es eso? ¿No que respetas muchos a los peleadores, maldito drogadicto?

Pues como pudieron leer Dana White también criticó los salarios que ofreció De La Hoya en su primer evento de Golden Boy MMA. Veremos en qué termina esta novela Dana – De La Hoya. Recuerden que para nosotros es muy importante sus comentarios, así que los invitamos a dejarnos su opinión en las redes sociales.

Compartir