Compartir

Las distintas comisiones que regulan los eventos de UFC y el Presidente de UFC Dana White, nunca han tenido una dulce relación. Las decisiones que han afectado los resultados de algunas peleas, han creado un constante rose entre estos dos.

Esta situación sigue acumulando daño, tras lo sucedido en UFC Brooklyn el pasado sábado 19 de enero. Henry Cejudo derrotó en pelea por el título de peso mosca a T.J Dillashaw, en lo que para muchos fue una detención prematura por parte del oficial en turno.

La polémica fue inmediata, y como en otras ocasiones, Dana White mostró su desapruebo a lo sucedido dentro del octágono en Brooklyn.

TJ, esta muy enojado y me dijo: esto es una mierda. Yo también pienso que fue una detención prematura.

Tienes a dos atletas de clase mundial, dos campeones en una super pelea. Deja que peleen, deja que terminen. No le quito mérito a Cejudo. Cejudo en 20 segundos ya estaba encima de él, parecía que iba a una pelea de tres asaltos, salió con todo, pero ‘por dios”, déjalos pelear. Una horrible detención.

White, dijo no saber el futuro de los dos pesos mosca, tendrán que sentarse a planear lo que sigue, pero por el momento no quiso dar más declaraciones sobre una posible revancha entre Cejudo y Dillashaw.

Compartir