Compartir

Cody "No Love" Garbrandt consiguió la victoria más grande de su carrera este domingo en UFC Fight Night 88, pero está lejos de conformarse con eso.

Tras liquidar a Thomas Almeida en el primer round y arrebatarle el invicto, Garbrandt mandó un mensaje a la división gallo, confirmándose como una amenaza legítima, y ya no solo un prospecto en ascenso.

"Creo que me merezco un poco de respeto, estamos hablando de un rival que tenía un récord de 21-0 y que estaba arrasando con todos, y yo lo noqueé en menos de tres minutos, dénme por lo menos un lugar en el top 10. Déjenme pelear con quienes quiero pelear, tipos de alto calibre. Mientras más duro sea el rival más brillo."

Garbrandt no solo quiere un lugar en el top 10. El nativo de Ohio tiene la mira fija en UFC 203, que se celebrará en Cleveland el próximo 10 de septiembre.

"UFC 203 en Cleveland, Ohio, ahí es donde pasé gran parte de mi carrera amateur, está a 80 minutos de mi pueblo. Me gustaría bailar con alguien en la Quicken Loans Arena, no importa quién sea, estoy listo para quien UFC quiera ponerme."

No Hay Cometarios

Deja Tu Respuesta