Compartir

Lamentablemente se ha confirmado que Chris Weidman está fuera de UFC 199 debido a una lesión (de la cual todavía no se revelan más detalles), y no podrá intentar recuperar el cinturón que le arrebató el actual campeón Luke Rockhold en diciembre de 2015.

El caso de Weidman es parecido al de otro ex monarca de UFC: Cain Velasquez, peleadores con gran potencial, y que tras conseguir el título se pensaba que dominarían sus respectivas categorías durante mucho tiempo. Desafortunadamente las lesiones han acosado a ambos peleadores, forzándolos a pasar largas temporadas fuera del octágono.

Esta es la cuarta ocasión que Weidman se ha visto obligado a retirarse de una pelea de campeonato en los últimos 26 meses.

La primera ocasión fue en marzo de 2014, antes de UFC 173, cuando se lastimó una rodilla durante el campamento y tuvo que ser intervenido quirurgicamente. Posponiendo su defensa ante Lyoto Machida para UFC 175.

Después, en septiembre del mismo año sufrió una lesión en la mano que lo obligó a salir de UFC 181, que se llevó a cabo el 6 de diciembre de 2014, y donde defendería el título frente a Vitor Belfort.

Meses más tarde, nuevamente en la víspera de la pelea contra Belfort el 28 de febrero de 2015 (coincidentemente en Los Angeles), en UFC 184Weidman volvió a lesionarse. Esta vez fue un problema en las costillas lo que lo dejó fuera.

Ahora, a menos de un mes de su tan anhelada revancha ante Rockhold, las lesiones lo han vuelto a atacar y lo han obligado a abandonar la pelea.

¿A qué crees que se deban las constantes lesiones de Weidman, entrenamientos demasiado demandantes, o simplemente es propenso a lastimarse?