Compartir

El combate entre Chris Weidman y Gegard Mousasi corría con gran acción la noche del sábado en UFC 210, hasta que un par de rodillazos sobre el ex campeón que ante los ojos del referee Dan Miragliotta fueron ilegales, por lo que detuvo el combate

Weidman, alegaba que al momento de recibir los impactos tenía las manos en el piso, lo que causó la intervención de Miragliotta para pausar la pelea. La repetición instantánea mostró lo contrario, los rodillazos eran legales. Las manos estaban ligeramente en el aire al momento del contacto.

Luego de minutos de confusión entre los peleadores y la Comisión Atlética de Nueva York, los oficiales dictaminaron que Weidman no estaba en condiciones de pelear, decretando como ganador a Mousasi.

EL combate fue declarado TKO, ante la frustración y molestia de Weidman con la NYSAC.

“Estoy muy frustrado. Quiero ser claro en esto. Quiero mostrar mi respeto a Mousasi. Fue una buena pelea. Esto no tiene nada que ver con él. Al final del día lo que sucedió no es correcto. Dijeron que eran rodillazos ilegales. Me dijeron que tomara 5 minutos, en varias ocasiones. No hay repetición instantánea  en Nueva York, pero fueron a la repetición y dijeron que eran legales. Como pudieron detener la pelea?”

“No pueden decretar TKO, de la manera en que terminó la pelea por que estaba lastimado. Mis manos estaban en la lona. Se detuvo la pelea por que pensaron que los rodillazos eran ilegales. Una vez que se declara así, así se debe quedar. No se puede cambiar la decisión después de ver la repetición.”

Weidman, durante la entrevista posterior al combate, pidió una revancha inmediata en contra de Mousasi.

“Quiero apelar por una revancha. Quiero otros tres round con él. Lo quiero acabar. Me siento bien. Lo que pasó no fue bueno para nadie. Me siento mal por los que están aquí y en sus casas. Obviamente no quería que terminaran las cosas así. Será un trago amargo de superar pero lo tengo que enfrentar. Primero fue una mano abajo, después las dos y detuvieron el combate. Pensé que ambas manos estaban abajo, pero la repetición dice lo contrario. El oficial pensó que si eran ilegales. No puedes ir a revisar la repetición, no es legal.”

Mousasi, dijo estar abierto a una revancha inmediata, pero cambió de opinión durante la entrevista en posterior, en conferencia de prensa.

“Weidman no quería pelear,”dijo Mousasi. “Las rodillas fueron legales. No es mi culpa. Que no trate de tomar ventaja de las reglas.”

Una dolorosa derrota para Weidman, quien consigue su tercera derrota al hilo, todas por la vía del TKO.

No Hay Cometarios

Deja Tu Respuesta