Compartir

El boxeador mexicano Saul “Canelo” Alvarez, fue sancionado con seis meses de suspensión luego de haber dado positivo a un examen antidoping en el cual se le encontró la sustancia conocida como clembuterol.

El examen fue llevado a cabo por la Asociación Antidopaje Voluntaria. Dicho resultado, arrojó como consecuencia que el peleador se hiciera a un lado del compromiso que tenía el 5 de mayo en Las Vegas, la pelea de desempate en contra de GGG.

Originalmente la suspensión se proyectaba de un año, pero esta ha sido reducida a seis meses.

La promotora Golden Boy, emitió el siguiente comunicado al respecto:

”Como lo hemos mencionado antes, la sustancia encontrada en los exámenes de Canelo en el mes de febrero vienen de carne contaminada, por lo que mostramos a la NSAC, evidencias que respaldan esos hechos.

Sin embargo, otras agencias antidopaje en Estados Unidos, tratan el caso del clembuterol de otra manera (carne contaminada), Nevada no lo hace así. Canelo y Golden Boy, respetan las reglas de la NSAC,  por lo que estamos conformes con los términos a los que hemos llegado el día de hoy.

Canelo, espera regresar en el mes de septiembre, para el fin de semana de la Independencia de México, y presentarse antes su publico en su día. Está listo para continuar con du brillante carrera al mas alto nivel.”

EL castigo de Canelo es retroactivo al 17 de febrero, fecha en la que se le tomaron dos pruebas antidrogas fuera de competencia. Estará elegible para pelear a partir del 17 de agosto. Se espera que la pelea en contra de GGG, se realice el 15 de septiembre.

Compartir