Compartir

Un regreso de verdad inesperado es lo que se ha confirmado en varios medios de comunicación, con la noticia del regreso del ex campeón de peso completo Caín Velázquez.

No me mal entiendan, amo el regreso de de Velásquez solo que no lo esperaba por esa puerta. Imaginé que quizás lo veríamos en otra circunstancias, sin embargo, esto embona con algunas de las declaraciones que se ha des atado al rededor del México/Americano.

Su óptica de regresar tras una nueva lesión sería para enfrentar a grandes bolsas o peleas que nutran aun mas su cimentado legado, y enfrentar a la sensación africana Francis Ngannou (12-3), suena bien, basados en ese objetivo.

Así es señores, habrán pasado mas de dos años y medio cuando nuevamente regrese a la jaula Caín, para enfrentar a un especialista en KO’s en Ngannou.

La ultima vez que lo vimos en acción, Velásquez (14-2) fue en UFC 200 en julio del 2016 cuando aplastó a Travis Brown. Se esperaba su regreso en UFC 207 en una revancha ante Fabricio Werdum, sin embargo, la aparición de un espolón óseo en la espalda, no le permitió llegar a ese combate programado para diciembre de ese mismo año

Pero, que perfil toma esta pelea combativo? Si vemos al Velásquez de siempre, ese que va adelante, que presiona y que se convierte en una maquina de tirar golpes, Ngannou no tiene mucho que hacer, mas allá de el evidente poder de puños que posee.

Si decide variar un poco su acostumbrado juego, el ex campeón es cinta negra en BJJ, ademas de manejar a la perfección el arte de la lucha. Una preocupación mas para Francis, quien ya demostró aun estar a varios años luz de saber trabajar el suelo, la presión y la corta distancia, esto sin mencionar la experiencia de Velásquez en todos esos departamentos.

Como estoy dando mi opinión y punto de vista sobre este inesperado regreso, pues tengo el derecho a decir que la única forma para ganar que tiene Ngannou, es un descuido de Caín, un descuido o una muy mala noche, en la que sea sorpendido por el poder del africano.

Ahora, a que atiende esta pelea en muchos aspectos?

A un inicio optimo dentro de ESPN, ya que será el primer UFC on ESPN, el día 17 de febrero, que me resulta redondo para tres días después de los enamorados.

A que un nombre del tamaño de Velásquez ante una de las nuevas sensaciones, que mas allá de su aporte técnico, es el morbo que ha causado la espesa promoción que se le ha dado a un tipo que quieren convertir en el filo que penetre el mercado africano (como lo han hecho en Asia, sino, veamos. lo que esta sucediendo con ONE Championship).

Desde cualquier punto esto beneficia a todos, ambos peleadores, prensa, televisoras, patrocinadores y por supuesto a UFC, y que decir de los aficionados que ya temíamos que Velásquez se mudara a la WWE.

Regresando al punto inicial, cierto, es un regreso inesperado, pero al final me pone contento el ver de regreso a tan importante peleador. Y es que para ser honestos, el top 5 de los pesados en este momento no reúne los elementos explosivos y de mercadotecnia como lo será con Ngannou

Compartir