Compartir

Hacer el campamento para una pelea es una de las cosas más difíciles para los peleadores. Dicha dificultad se duplica cuando tienen que hacerlo con un dolor constante, y eso es exactamente lo que está viviendo Cain Velasquez de cara a su ansiada revancha ante Fabricio Werdum el próximo 30 de diciembre en UFC 207.

Este dolor no es nuevo para Cain, es el mismo dolor que lo hizo cancelar la primera revancha ante Werdum que originalmente se planeaba sucediera en Brasil y fuera UFC 196. En una entrevista para ESPN, Velasquez mencionó que será operado 5 días después de la pelea para corregir ese problema de salud que viene arrastrando.

"Es un dolor intenso que baja hasta la pierna y llega al extremo en que no soportas estar de pie durante 10 minutos. Tienes que sentarte y aliviar la presión de tu espalda."

Cain ya se sometió a un procedimiento de este tipo a principios de año, y explica que el dolor es causado por la presión que sufre su nervio ciático debido a fragmentos de hueso en su espalda.

"La cirugía es básicamente rebajar parte de los huesos para que haya espacio para el nervio ciático. Después de la intervención anterior, el doctor dijo que quizás no volvería a tener dolor en mi vida, pero que conociendo la forma en la que entreno el dolor podía volver. No sabía cuánto tiempo me iba a sentir bien y resultó ser casi un año."

Cancelar la pelea no es opción para Cain, ya que quiere desesperadamente la oportunidad de vengarse de Werdum tras la derrota sufrida en UFC 188. Es por eso que Velasquez recurrió al Cannabidiol (CBD) -uno de los compuestos que forman el canabis- para reducir el dolor. Actualmente, el CBD no está prohibido por la USADA por lo que puede consumirlo sin preocupaciones. Aunque planea reducir su consumo durante la semana de la pelea.

"Es lo único que me permite seguir entrenando, y no estoy tomando un dañino analgésico al que después pueda volverme adicto. No sé cómo se vaya a sentir la gente al respecto, pero es un hecho innegable en nuestro deporte y en la NFL, los analgésicos crean adicción y yo no quiero volverme adicto a nada."

El CBD le ha permitido a Cain hacer su entrenamiento e forma regular por lo que estará 100% preparado para la pelea de la próxima semana. Se espera que sus detractores digan que estas declaraciones son solo para "amarrarse el dedo" por si volviera a perder ante 'Vai Cavalo'. Sin embargo, el peleador de sangre azteca asegura sentirse muy bien a solo 8 días de la pelea.

"En cuanto a mi preparación he hecho todo. He hecho sparring, he luchado, no me he perdido ningún entrenamiento. He trabajado en mi cardio, en todo. Me siento genial rumbo al combate. Esta pelea se trata de venganza y por eso me gusta. Es una pelea que yo pedí y una pelea que realmente quería."

El escenario está listo y ambos peleadores saben la importancia del combate. Más allá del orgullo en juego, conseguir una victoria significaría también ser el próximo rival de Stipe Miocic cuando regrese a hacer su primera defensa en 2017.

No Hay Cometarios

Deja Tu Respuesta