Compartir

Juntarnos a hacer jiujitsu hasta agotarnos, recuperar energía mientras comemos y platicamos, descansar en la alberca después de haber dejado todo en el tatame.

Así lo asegura Paola Belmonte, cinta marrón de BJJ avalada por la Academia Renzo Gracie de Mario Delgado,  quien está a la cabeza de la organización, cuando le pregunto qué harán en el ‘BJJ Camp Femenil’, un campamento de alto rendimiento que se llevará a cabo del 16 al 19 de Noviembre en Tequesquitengo, Morelos, y que a diferencia de otros, todo lo que se ofrecerá ahí, es producido por mujeres, instruido por mujeres, para que lo reciban otras mujeres.

El jiujitsu, lamentablemente, forma parte de los deportes de combate que han sido predominantemente masculinos, es por eso que el camp se define como un espacio de celebración, exclusivo pero no excluyente, en el cual la comunidad de practicantes y competidoras, se encontrarán para mejorar su técnica, elevar su condición física, fortalecer su espíritu de competencia y convivir en un ambiente en donde todas esas características que las hacen diferentes y únicas, se unan a través de dos aspectos comunes: ser mujer y ser jujiteira.

”Cuando las mujeres nos juntamos, la sororidad se impregna en el ambiente para asegurarnos que podemos lograr más, dentro y fuera del dojo’’, asegura Belmonte, mientras me hace saber que por fortuna, México ya cuenta con el nivel necesario para poder generar un camp como este, en donde pioneras y otras expertas en su campo, impartirán un programa que incluye tres sesiones de diversos ejercicios físicos al día, que se complementan con pláticas de couching deportivo enfocado a competencia y talleres de manejo de lesiones, todo esto en un hotel donde el mat (espacio de lucha) tiene vista a la alberca, y la alberca vista al lago.

Las organizadoras del evento dan la bienvenida a practicantes de todos los niveles, y por medio de un cuestionario y reglamento, aseguran una experiencia personalizada en donde las instructoras sacarán lo mejor de cada una en un ambiente de excelencia, fortaleciendo mente y cuerpo, con un menú adecuado que las mantendrá bien nutridas para todas las sesiones.

Ser y hacer comunidad, significa que tú, yo y todas las mujeres que estarán en el camp, comprenden que el jiujitsu es un medio increíble para el desarrollo personal, que cada vez somos más y que hacernos presentes todos los días en el dojo, estar como competidoras activas, independientemente de las escuelas y logos, hacen que aportemos entre todas no un grano de arena, sino un recipiente mucho más grande y considerable, para que nosotras mismas, pero también las generaciones que vienen detrás nuestro, preservemos el jiujitsu como un arte marcial vivo, generoso y más vigente que nunca.

Finaliza Paola.

Más información en: www.facebook.com/BJJCampFemenil 

Fecha y lugar: del 16 al 19 de Noviembre de 2018 en Tequesquitengo.

Costo: $2,500 (incluye comida, hospedaje y sesiones de entrenamiento)

Instructoras:

Paola Belmonte (cinta café, cuatro grados por Renzo Gracie)

Miriam del Rayo (cinta negra de judo y cinta morada de jujitsu)

Tania Pereda (expeleadora profesional de MMA, con estudios académicos de metodología del deporte por la UNAM y el Centro Nacional de Alto Rendimiento, actualmente triatleta)

Elizabeth Mogollán (peleadora de MMA y fisioterapeuta deportiva)

 

 

Compartir