Compartir

Tras la primera cartelera de Pago Por Evento de Bellator del pasado fin de semana en Nueva York se abre la puerta de la especulación. ¿Podrá algún día equipararse a UFC? El presidente de Bellator, Scott Coker cree que la clave para lograrlo radica en el ventajoso acuerdo entre UFC y Reebok que deja a los peleadores sin un centavo por patrocinios.

El número de agentes libres que optan por irse a Bellator ha ido en aumento en meses recientes. El caso más sonado es precisamente el del nuevo campeón de peso semi completo, Ryan Bader, quien además de conquistar el cinturón el pasado 24 de junio se embolsó una cantidad considerable por patrocinios.

Hace apenas unas semanas, Bader habló abiertamente al respecto y sembró la duda en varios de sus colegas al manifestar que ganaría tres o cuatro veces más con los patrocinios por pelear en Bellator que lo que ganaba con Reebok y UFC. Su último pago por dicho convenio fue de apenas $15,000 dólares por su vigésima pelea.

Cualquiera que sea el caso, Scott Coker resaltó que Bellator no toca un centavo de lo que los peleadores generan en patrocinios. Además expresó que no entiende cómo es que el acuerdo UFC-Reebok es siquiera legal.

“Los peleadores son contratistas independientes. No deja de asombrarme cómo pueden forzarlos a usar uniformes hoy en día. Debería estar prohibido por las leyes laborales o algo así. ¿Por qué tienes que usar estas marcas o este uniforme cuando peleas? Para mí son contratistas independientes. Deben poder salir a conseguir el patrocinio que les de la gana, y si Ryan Bader o quien sea salió y consiguió un millón de dólares en patrocinios, bien por él. Nosotros no tocamos nada de eso.”

Ya sea que estemos en favor de UFC-Reebok o no, el punto es que fue algo que se acordó sin el consentimiento de los peleadores. ¿No habría sido justo que su opinión fuera considerada?

 

Compartir