Compartir

Amanda Nunes, quedó fuera de UFC 213 por una condición médica, aparentemente provocada por el corte de peso. La peleadora fue llevada al hospital, donde luego de ser examinada se determinó que estaba apta para pelear, pero a pesar de esto no se presentó al compromiso. Posterior al evento, Nunes reveló que la verdadera causa para no defender el título gallo en contra de Valentina Shevchenko, es una sinusitis crónica, por lo que no quiso arriesgar el campeonato, por no sentirse al 100% para pelear.

En El Rocktagono nos dimos a la tarea de realizar una investigación sustentada en datos médicos, en la cual se revela lo delicada que puede ser la sinusitis, sin embargo, no revela ser un factor contundente para no haber pelado. Esto a los ojos de nuestros analistas parece más una excusa que una realidad, veamos de forma breve qué es esta enfermedad.

Todo comienza en la forma de nuestro cráneo, digamos que hay una especie de compartimentos que alojan y drenan esputo (moco) de la vía aérea alta. Existen varios tipos de estos compartimentos, llamados senos paranasales, frontales, maxilares, etmoidales y esfenoidales.

En esencia la sinusitis es que los senos paranasales no drenan esputo o bien drenan mucho menor cantidad de lo que deberían. Esto causa que se llenen de secreciones las cavidades y produzca cefalea, dificultad respiratoria, temperatura, sensación de opresión cefálica facial, entre otros síntomas.

Como pueden ver en la imagen, sí causa un problema en el peleador, pues hay presión extra en la cara, un golpe puede causar una fractura con mayor facilidad y si esto sucediera, es prácticamente una certeza que la herida se infectaría, pues el moco no es estéril.

Ahora bien, hay tratamientos farmacológicos que disminuyen la producción de moco además de facilitar el drenaje del mismo. De igual forma, hay tratamientos invasivos en los cuales se drenan los senos paranasales sin necesidad de hacer una incisión quirúrgica.

Evidentemente ella no fue al hospital por deshidratación y cansancio, ella fue al hospital a causa de su sinusitis o eso es lo que ella argumenta. Puede que a pesar de su sinusitis le hayan dado el alta, pues no es motivo suficiente para internar a un paciente. Si el medico observa que ni la aspiración mecánica es suficiente para que esté apta para su pelea, entonces sí es obligación del médico determinarlo por escrito, situación que no ocurrió.

La sola situación de que ella no estuviera apta físicamente para pelear y un médico le diera luz verde sería una negligencia. Tanto Nunes como UFC podrían proceder de forma legal en contra del hospital y el médico encargado de dar estas indicaciones, pero no fue así, ella se encontraba apta para el combate, pero no quiso pelear.

Ningún médico da de alta a un paciente basado en generalidades, ignorando la patología que llevó al paciente al hospital. No solo sería poco ético, es ilógico.

Como dijo Dana White:

“Lo de amanda es 10% físico y 90% mental.”

¿Tú qué opinas? Déjanos un comentario.

Compartir