Compartir

Tal como se ha empezado a hacer costumbre, justo cuando parecía que UFC 211 no sufriría cancelaciones de último minuto, Henry Cejudo se vio forzado a abandonar la cartelera y dejó a Sergio Pettis sin oponente para el sábado 13 de mayo.

Este miércoles por la tarde se hizo oficial que Henry Cejudo había tenido complicaciones en una lesión sufrida en su mano hace algunas semanas pero de la cual se esperaba que se pudiera recuperar.

Sergio Pettis recibirá su pago por presentarse a la pelea y no requerirá presentarse al pesaje, el menor de los Pettis habló sobre lo ocurrido.

“Es una mala sensación. Nunca me había pasado esto antes. Puse mucho tiempo y esfuerzo en este campamento. Estaba a tres días de la mejor actuación de mi vida.”

Pese a la cancelación, Sergio afirmó que no hay resentimiento hacia Cejudo y le deseó una pronta recuperación, aunque también afirmó que le gustaría ver la evidencia médica de dicha lesión.

Minutos más tardes, Cejudo explicó lo ocurrido a MMA Fighting en un comunicado:

“Es con gran pesar que tengo que anunciar que me he retirado de la pelea ante Sergio Pettis este sábado en UFC 211 debido a una lesión.
Realmente quiero disculparme con los fans y con Sergio Pettis por este desafortunado evento.
Hace dos semanas me lastimé la mano haciendo sparring, fui al doctor a que me revisaran tras no poder hacer grappling ni golpear. El doctor sacó radiografías y me dijo que mi mano no estaba rota, así que asumí que era solo el golpe o una torcedura. Dejé de usar la mano por semana y media para darle el mayor descanso posible y estuve siguiendo tratamiento con la esperanza de deshacerme de cualquier problema.
Después de llegar a Dallas la noche del martes, hice manopleo con mi entrenador para recuperar el ritmo y en cuanto lancé el primer golpe, un agudo dolor se apoderó de mi muñeca y mano.
Mi equipo y yo contactamos a UFC para ver si autorizaban una inyección de cortisona. UFC me mandó con un especialista y me dijo que tenía un quiste en la muñeca y una cápsula rasgada, con la posibilidad de una ruptura de ligamento. Me informó que la inyección de cortisona quizás haría más daño que lo que podría beneficiar y me dijo que sería una locura pelear. Él contactó a los doctores de UFC y les informó que mi mano y muñeca no estaban aptas para pelear este sábado.
Programaré una cita con un especialista la próxima semana y de ahí veremos qué sigue.
Muchas gracias, regresaré más fuerte que nunca.”