Compartir

La pelea co estelar de UFC 210 realizada en Buffalo, Nueva York, el pasado sábado 8 de abril, se enfrentaron dos de los mejores pesos medios del mundo, el local Chris Weidman en contra del holandés Gegard Mousasi. Ambos peleadores llegaban a la jaula con la firme intención de encaminarse hacia una pelea titular en el futuro cercano. La mesa estaba puesta para una pelea espectacular, e inició de esa forma, desafortunadamente un par de rodillas al borde de lo ilegal se sumaron a errores del referee y la comisión para poner fin al combate de una manera extraña.

Crónica de combate

Round 1:

Tras unos instantes de estudio, Chris Weidman decide intentar el derribo y lo consigue con facilidad. Después busca la guillotina pero Mousasi defiende y recupera la vertical. Segundos después Weidman consigue un segundo derribo, el estadounidense salió decidido a dominar el inicio del combate. Cuando vuelven a la pelea de pie, por fin Mousasi logra defender un derribo con ayuda de la malla. Weidman mantiene la presión y se lleva claramente el primer round.

Round 2:

Mousasi sale más decidido a ir al frente, conecta a Weidman y lo pone en peligro contra la malla. Después decide buscar el derribo y le permite a Weidman recuperarse y recobrar el control. Tras unos minutos de pelea en el piso, llegan al clinch y Mousasi en control de la posición conecta un par de rodillas que a primera vista le parecen ilegales a Dan Miragliotta.

“No es mi culpa. Pero le puedo dar la revancha, sin problemas. Estaba listo para pelear, yo creo que él podía haber continuado, pero estaba haciendo tiempo. Me disculpo con Weidman, me cae bien, no tengo nada contra él.”

Joe Rogan le aclaró a Mousasi que no tenía porqué disculparse, ya que no había hecho nada incorrecto. Posteriormente tocó el turno a Weidman de dar sus impresiones.

“Creo que perdí con rodillas ilegales. ¿Si no fueron ilegales entonces por qué pararon la pelea?”

Tras la explicación de Joe Rogan y aclarar que fue un error del referee y ver la repetición en las pantallas lo único que Weidman pudo decir fue:

“Creo que tienes razón. No sé qué más decir.”

No Hay Cometarios

Deja Tu Respuesta