Compartir

Los eventos numerados de UFC se han caracterizado por poner a lo mejor de lo mejor en sus carteleras; combinando peleas titulares del más alto nivel, pleitos donde convergen atletas destacados y algunas de las promesas del octágono.

Con una pelea estelar por el título interino peso mediano de UFC, la cartelera del próximo sábado que se llevará a cabo en Perth, Australia, en el papel deja mucho que desear.

Robert Whittaker, monarca de las 185 libras, dejó un hueco importante en la cartelera UFC 221, (al abandonar la pelea por problemas de salud) mismo que ocupará el veterano Yoel Romero, para enfrentar a un ex campeón de la división como Luke Rockhold.

A excepción de la pelea estelar y co estelar, el resto de la cartelera presenta una combinación poco atractiva de nombres nuevos y salvo un par de excepciones, peleadores que no figuran como protagonistas de sus categorías.

Mark Hunt ya camina en la última etapa de su carrera. Pero podemos decir que la leyenda del deporte, que enfrentará a Curtis Blaydes, es una garantía para el espectáculo por su conocido poder de puños.

¿Qué sigue después? Una contienda entre Tai Tuivasa y Cyril Asker; el primero, con una sola intervención en el octágono, y el segundo con una racha de dos victorias por dos derrotas en UFC. Una pelea con poco historial para merecer estar en la cartelera principal de un evento numerado de la empresa.

En la siguiente parada de la cartelera principal, UFC presenta una pelea entre el australiano Jake Matthews, con dos derrotas en sus tres combates más recientes, que se verá las caras contra Li Jingliang, con una racha destacada de cuatro victorias en fila.

La siguiente pelea se dará entre dos pesos semi completos que vienen de una derrota: Tyson Pedro y Saparbek Safarov. ¿Evento numerado? Por los nombres y las credenciales de los peleadores que protagonizarán esta cartelera, el evento luce como la final de un TUF. 

Hay que señalar que el crecimiento del deporte y por ende la mayor cantidad de peleadores que existen en la actualidad, han ocasionado que de 10 años a la fecha, los eventos por año se hayan incrementado.

En el año 2008, por citar un ejemplo, hasta el dos de febrero se habían llevado a cabo 3 eventos, dos de ellos numerados: UFC 80 y UFC 81, respectivamente. Aquel año, la empresa realizó un total de 20 eventos.

El próximo diez de febrero, con UFC 221, la promotora se anotará su quinto evento del 2018; tan solo en el 2017, UFC llevó a cabo 39 eventos y en el año 2016 se realizaron 41 carteleras (una fue cancelada).

Lo sabemos, el deporte se caracteriza por no tener nada escrito. En lo particular, hay dos peleas que si bien no tienen los reflectores, por la característica de los atletas me resultan muy interesantes. Me refiero a Jussier Formiga vs. Ben Nguyen en los pesos moscas, y Teruto Ishihara contra José ‘Teco Quiñonez en las 135 libras.

¿Cantidad o calidad? La siguiente pregunta abre un debate obligado, dado la magnitud del crecimiento en los últimos años; habrá quien prefiera más eventos durante el año, como también los que elijan la mayor calidad de los mismos.