Compartir

El pasado sábado 10 de junio el octágono de UFC hizo el largo viaje hasta Nueva Zelanda para una noche llena de combates emocionantes. Uno de esos combates ocurrió en la división de peso ligero entre el héroe local Dan Hooker y el gran veterano Ross Pearson.

Crónica de Combate:

Round 1:

Pearson lanzó el primer golpe de la noche pero Hooker comenzó a utilizar su ventaja en el alcance para patear repetidamente la pierna izquierda del británico. Pearson buscó cambiar la dinámica del pleito con un derribo, pero Hooker defendió bien y continuó conectando patadas sobre la humanidad de Ross. No únicamente a las piernas sino también al cuerpo y la cabeza, además de mezclarlas con buenos puños para cerrar el round como claro dominador.

Round 2:

Para el segundo sería nuevamente Pearson quien abriría las hostilidades. De hecho el británico parecía enderezar el camino valiéndose del jab, mismo que hizo blanco en el rostro de Hooker en varias ocasiones hasta que le causó una pequeña hemorragia nasal. Sin embargo el peleador local respondió la cortesía y volvió a preocupar a Pearson que no sabía a dónde iría el siguiente golpe de su rival. Hooker aprovechó esa desconfianza para conectar una espectacular rodilla mientras Pearson intentaba cerrar la distancia. El contacto fue tan certero que provocó que el protector bucal de Ross saliera volando de su boca e hiciera aún más impresionante el KO.