Compartir

Los años de oro del boxeo están muy lejos de nuestra era. Hoy, el fino arte del pugilismo parece estar en un bache profundo y está urgido de nuevas estrellas; héroes que encarnen la poética del deporte que ha hecho llorar, gritar de emoción y sufrir a millones durante largas décadas.

Saúl Álvarez ha remado contra la corriente de la controversia a lo largo de toda su carrera, pero hay un aire de grandeza en el horizonte de sus peleas. A sus 19 años era ya un boxeador experimentado. Podrán criticarle muchas cosas, pero no su compromiso y dedicación al deporte.

Odiado por muchos, amado por otros tantos más, en su país de nacimiento divide opiniones como casi ningún otro boxeador mexicano en la historia, tierra, hay que resaltar, donde han nacido leyendas de la más fina estirpe mundial.

La razón del desencanto: entre el reclamo de una carrera construida por las televisoras, peleas a modo y la falta de adversarios de calidad en su récord, son algunos de los más evidentes reproches que lo han perseguido siempre.

Cuando enfrentó al denominado mejor boxeador de la última década, Floyd Mayweather (ya en el ocaso de su carrera), el peleador tapatío fue exhibido durante los doce asaltos, fue evidente la distancia entre ambos peleadores.

Hace un año, cuando enfrentó al mejor peso medio de la actualidad, Gennady Golovkin, el resultado fue por demás controvertido pero también terminó por alegrar a muchos aficionados, ya que el empate oficializó una revancha que no podía hacerse esperar tanto tiempo.

Álvarez y Golovkin son, casi sin discusión, las caras más reconocidas e importantes de la baraja en el boxeo moderno por distintas razones.

Pero Golovkin (38-0-1, 34 KOs) está muy cerca del retiro debido a su edad y las múltiples batallas que ha librado durante varios años. El ‘Canelo’ (49-1-2, 34 KOs), a pesar de su juventud, es ya un experimentado boxeador que quizás no tenga adversarios reales en un futuro muy cercano, además de que tiene varias lesiones y muchas peleas a sus espaldas.

El primer capítulo de la historia

¿Qué nos dejó la primera pelea entre el Canelo y GGG? Sorpresas de ambas partes. Por un lado, en la esquina del mexicano, ofrecieron una digna y muy preparada estrategia. Saúl supo moverse con inteligencia, en la cual impuso en los primeros rounds de la pelea su juventud y movilidad. La primera etapa del combate, sin duda, estuvo del lado del ‘Canelo’.

Aunque moleste a sus detractores, Canelo ha demostrado que tiene resistencia y aguanta candela arriba del cuadrilátero. Ante un noqueador potente como Golovkin, el boxeador mexicano resistió muchos golpes durante las doce vueltas.

Por su parte, Golovkin puso corazón y empuje, marca registrada del kasajo. Pero la edad ya empieza a pasar factura en su físico y la muestra fue que no se le vio tan contundente en el primer encuentro contra el mexicano. GGG no es, lo sabemos bien, el boxeador más fino y purista que haya pisado un encordado. Pero conoce el negocio de memoria y muy a su estilo camina el ring siempre hacia el frente, con fiereza.

Segundo capítulo: la gloria no puede quedar vacante

‘Canelo’ estuvo inmiscuido en problemas de dopaje, historia que cambió el rumbo de la revancha. El segundo choque estaba programado para el mes de mayo de este año, pero la controvertida suspensión por supuesto uso de clembuterol retrasó las negociaciones del combate.

Golovkin es el rey absoluto de los pesos medianos y el próximo 15 de septiembre, en Las Vegas, pondrá en la línea los cinturones de la Asociación Mundial (AMB), Consejo Mundial (CMB) y Organización Mundial (OMB) de boxeo.

Una clásica pelea de estilos: Canelo no va a cambiar mucho; tratará de imponer un ritmo que le convenga en los primeros asaltos, moviéndose en el encordado y boxeando a media y larga distancia. Intercambiar con el kasajo cuando la pelea es joven no es un buen negocio para el mexicano. La clave está en conectar, moverse y establecer distancia. Aunque frente a Golovkin sabemos que eso no es algo sencillo de lograr.

Golovkin va a salir con la misma determinación que lo ha caracterizado durante toda su carrera. Avanzará de frente y con fortaleza tratará de minar la condición física de su adversario. No parará de lanzar golpes durante los 12 asaltos del combate.

¿Quién ganará la corona absoluta del boxeo, Canelo o GGG? Que sigan las apuestas y que el sábado nos regalen una obra de arte digna de enmarcar en la antología del boxeo.

Compartir