Compartir

El pasado fin de semana fuimos testigos de una de las peleas más emocionantes que el box nos haya regalado. El campeón de peso completo Deontay Wilder defendía su título ante un peligroso y hambriento de victoria Tyson Fury.

Al inicio la pelea fue muy pareja, un Wilder que estudiaba a su oponente y buscaba cerrar los rounds de manera contundente, ante un Fury que todo el tiempo estuvo moviéndose y buscando los ángulos indicados para conectar a Wilder.

Con el paso de los rounds Fury fue encontrando su ritmo y conectó en varias ocasiones a Wilder quien empezaba a resentir los golpes. En el round 9, Wilder conectó un golpe muy cerca de la nuca a Fury que logró derribarlo, sin embargo, Fury se levantó y continuó acosando a Wilder.

Era el round 12 y por puntos Fury ya se veía como el nuevo monarca de peso completo, sin embargo, a mitad de round Wilder conectó con tremendo upper a Fury que lo mandaría instantáneamente a la lona y cuando todo parecía indicar que Fury había sido noqueado de manera brutal en el último round, regreso de entre los muertos y se levantó a seguir dando guerra hasta los últimos segundos de la pelea.

Muchos nos preguntamos como es que Fury pudo regresar de entre los muertos y seguir peleando, pues el mismo salió a dar sus declaraciones:

Tenía que levantarme, tenía que demostrarle al mundo que todo es posible. Fue por toda esa gente que está luchando con su salud mental, si yo volví, entonces ustedes también pueden hacerlo. Levántense, háganlo.

El dinero se los voy a dar a los pobres, construiré casas para los que no tienen hogar. Realmente no tengo qué gastar tanto dinero. No me interesa convertirme en millonario, soy un boxeador, no empresario.

Sin duda las palabras de Fury nos dejan un gran mensaje de motivación, además del gran gesto que tiene al donar el dinero que ganó y apoyar a gente que lo necesita. No cabe duda que si las personas pensáramos de esta forma, tendríamos un mundo mucho mejor.

Como siempre no interesa tu opinión, así que no olvides compartirnos tus comentarios en las redes sociales.

Compartir